lunes, 16 de junio de 2008

HEROES: Una revisión crítica a la historia de CHILE, a través de la TV

No son frecuentes los telefilms en la historia de la televisión chilena, menos los de época. Dentro de los esfuerzos de producción más importantes se encuentran "Martín Rivas" (serie basada en el libro homónimo de Alberto Blest Gana), "Sor Teresa de los Andes" (probablemente la obra mejor lograda, por narrativa, ambiente, factura y emoción) y la taquillera "La Quintrala" (con una muy creíble Raquel Argandoña) por TVN, y "Alberto Hurtado, Vida de un Hombre Santo" (interpretado magistralmente por Cristian Campos) "La Patrulla del Desierto" (sobre la campaña terrestre en la Guerra del Pacífico), y "Quién Sabe Cuanto Cuesta Hacer un Ojal" también sobre el primer santo chileno, por parte del canal católico.

No obstante, los relatos de lo que tradicionalmente se ha considerado la "historia del Chile", llenos de elementos y episodios emocional y cinematográficamente potentes, habían estado marginados de la producción televisiva, salvo el ya mencionado episodio de la fallida "Patrulla del Desierto". Las razones son muchas. En primer lugar, los altos costos de una producción de ese tipo (con recostrucciones, iluminación y vestuarios ad-hoc); segundo, la necesidad de una investigación histórica bien trabajada, pues, secundando aquello de que Chile es tierra de poetas, algunos se han atrevido a decir que también es "tierra de historiadores" y en ese sentido, las criticas a los posibles errores en la puesta en escena serían implacables. Por último, está la dificultad por parte de guionistas, productores, directores y actores para dar con el tono adecuado. Formateados por el cine hollywoodense, de donde en su mayoría vienen la series y películas de época que vemos, está el riesgo de no ser lo sufiecientemente creibles en los modos, corriéndose siempre el riesgo de las frases y ademanes acartonados, la exposición falsa y tiesa de un pasado que nos hemos acostumbrados a ver tan solo en estatuas, y solemnes cuadros. De la interpretación pretenciosa y retrucados ademanes al ridículo hay un solo paso, y es un riesgo que, creemos, pocos han estado expuestos -con no poca prudencia- a correr.

Es por esto que sorprendió que Canal 13 se atreviera a sostener en sus pantallas y con producción propia (aunque asociándose con reputadas productoras nacionales, que básicamente se encargaron de ejecutar los rodajes, prácticamente de modo simultáneo) la recreación de las vidas y momentos de nuestra historia de seis de nuestros más grandes y clásicos íconos de los primeros años de vida independiente (léase, nacional o también republicana): Bernardo O'Higgins, José Miguel Carrera, Manuel Rodriguez, Diego Portales, José Manuel Balmaceda y -la única que aún no se ha estrenado- Arturo Prat (Yo personalmente suponía que se lanzaría este año, para el aniversario del Combate Naval de Iquique, pero no fue así -los otros cinco se estrenaron el 2007-. Lo más probable es que se esté guardando para el próximo año, en donde se cumplen 100 años del heroico acto de entrega del capitán de la endeble corbeta chilena y su no menos valerosa tripulación. Actualmente se encuentra en rodaje, de acuerdo a la página oficial de la serie).

Los temores eran que Canal 13, aunque con poderosos auspiciadores, los cuales, no obstante, no cubrieron todo el costo de producción, se atreviera a dar un paso económicamente arriesgado. Pero también las aprensiones eran de otro tipo: Hacer una recreación de época que quedara en deuda y en la que "se notara la pobreza" y falta de experiencia nacional en este tipo de realizaciones; Lo segundo, es que proviniendo de un canal católico, tradionalista y conservador, las imagenes de los diferentes próceres o personajes no fueran creíbles, que se presentasen "planos", sin relieve, ni matices, como estatuas, o peor, de cartón piedra, que las recreaciones fueran panegíricos, homenajes a seres perfectos, ensalzándolos en extremo; o que los diálogos fueran tarzanescos, falsos, y llenos de ridículos ademánes poco creíbles.

Nada de eso ocurrió. Las escenas cumplen, y aunque se hecha de menos a veces mayor despliegue en las secuencias de acción y batallas, en general se resuelven estos desafios de buena forma, con inteligencia, y sin lesionar la fluidez y comprensión de la historia. Los díalogos y la construcción de personajes es solvente, y nada mitificadora. Quizás el mejor ejemplo es el O'Higgins de Julio Milostich, creíble en todos su rasgos y claroscuros. Pero más aún sorprendió -y he aquí la utilidad que los distintos capítulos tienen para un más creíble y humanizado acercamiento a los "héroes" de nuestra historia- el tratamiento histórico a los personajes, y los conflictos y debates que en sus propias épocas, cada uno de ellos encarnaron. De repente se le critica a la serie un errorcillo de ambientación por aquí, una exageración de una cualidad por allá, pero lo cierto es que cada obra da muestra de una forma clara, amable, comprensible y amena de los debates, comtroversias, visiones y discusiones que en su época (e incluso hoy mismo, en el ambiente historiográfico nacional) cada uno de estos personajes generó.

De esta forma pueden ser explicado y abierto a un público más amplio (que quiere, merece y necesita tener una visión más realista y problemática de la historia nacional) las cuestiones que fueron temas vitales en nuestro pasado y que repercuten hasta hoy, ya que, solo entendiéndo la historia como problema, y no como un relato monótono y sin cuestionamiento aprendido y "memorizado hasta la saciedad", puede comprenderse el acontecer humano como un proceso abierto, en desarrollo, cuyas actuaciones, tanto de prohombres, elites, como de los pueblos con su consciencia y actuar en conjunto o diferentes vertientes, constructor de futuro, futuro, que se volverá presente, luego pasado, luego, nuestra historia...

La página web
oficial es http://heroes.canal13.cl/ . Cuenta con videos, fotos, entrevistas, información y actividades complementarias, orientadas a conocer mejor a los "héroes" y dedicadas especialmente a escolares.

Bonus track:
Por una cuestión presupuestaria, y en parte también porque se trata del bicentenario, osea, de la celebración de los 200 años de vida independiente, solo se centraron en seis personajes y estos, a partir de la lucha por la emancipación. Hubiera sido muy interesante haber podido ver las figuras de Pedro de Valdivia (por no pedir también a Almagro), Lautaro (sin considerar a Caupolicán o Galvarino) o personajes más recientes e igual de valiosos como los reseñados, tales como Arturo Alessandri Palma, Carlos Ibañez, Pedro Aguirre Cerda, Eduardo Frei Montalva, Salvador Allende o Augusto Pinochet (por nombrar solo estadistas) para otra vez será (TVN aprovechará el bote, al menos con algunos, haciendo la biografía de los 10 personajes del bicentenario, elegidos por el público).

Descarga todas las películas: En el sitio http://www.educarchile.cl/Portal.Base/Web/verContenido.aspx?ID=132345 puedes elegir a cada uno de los personajes en la barra superior. Al entrar en la página elige la opción bajar película si la quieres descargar, o ver película, si deseas verla a través de la red. Los link se encuentran al costado derecho, bajo una atractiva imagen. De momento, pueden verse los cinco episodios emitidos.