domingo, 20 de julio de 2008

Serie Historia de Chile en Comics: útil y entrenida forma de aprender nuestra Historia


El diario Las Últimas Noticias ha publicado desde hace un par de meses una serie titulada Historia de Chile en Cómics. Esfuerzos similares ya se habían realizado en nuestro país, pero no siempre con buenos resultados y receptividad por parte del público. Ahora, que aparece junto al periódico de mayor circulación nacional (y probablemente uno de los peores en cuanto a perfomance informativa) su llegada al público está segurada y probablemente muchos de los lectores tengan en su poder al menos algunos de los fascículos.

La cosa es evaluar si esta es una herramienta útil, o se verá castigada por la síntesis o necesidades narrativas del formato. En nuestro parecer se trata de un aporte valioso, aunque siempre tomado como un complemento, que no tiene otro fin que hacer más atractiva, facil y cercana la comprensión de ciertos periodos, principios o personajes. El relato se ciñe a lo que tradicionalmente se ha enseñado en el colegio, es decir, la historia del estado - nación. Pero si entendemos esta serie en comics como una herramienta co - ayudante en esto que podríamos definir como "la necesidad de aprender y comprender la materia", es probablemente la mejor decisión que se podía tomar. No obstante, hay abundantes guiños a los aportes de investigaciones más recientes, consideraciones éticas y problemas que, un buen profesor, o una inquieta mente de estudiante, podrían captar y desarrollar.

El comics se cuenta en episodios, de los que aparecen 2 por cada fasciculo. Los dibujos son atractivos y la narración esta bien documentada y es clara. En este sentido valga señalar que se encuentra respaldada históricamente por el Instituto de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Tal vez una de las cosas a reprochar, aunque menor, sea la estilización de los personajes araucanos, desproveyendolos de sus rasgos raciales tan característicos, para un poco darles figura de indio norteamericano (el comics como género, aparte del más o menos reciente influjo nipón, está muy influido por la estética de las clásicas historietas norteamericanas).

A partir del fascículo 10 y ya de frentón desde el 11 (los últimos en aparecer a la fecha que escribimos) se comienza a tratar lo relativo al proceso de la Independencia, que es en lo que están casi todos los segundos medios a esta altura del año. Buena ocasión entonces para comenzar a coleccionar estos fascículos si es que no se tienen los anteriores.

Solo cabe esperar que el relato termine en lo más presente posible, y no se quede, como es clásico en este tipo de iniciativas (véase Héroes, de canal 13, por ejemplo) en la Guerra del Pacífico, dando además el mensaje equívoco de que todo lo que no contenga armas no es historia.

Sería muy estimulante y útil para el debate dentro de la sala de clases, el poder ver a Alessandri Palma, Aguirre Cerda, Frei Montalva, o incluso a Allende paseandose por los pasillos de la Moneda con un recién nombrado Comandante en Jefe llamado Augusto Pinochet. Incluso, por que no, a los Presidentes de la Concertación ¿O se considerara que no es útil para que nuestros jóvenes tomen una consciencia ciudadana y de ellos son también constructores de historia? esperemos lo mejor...

No hay comentarios: