viernes, 24 de diciembre de 2010

CANCION DE NAVIDAD, Víctor Heredia y Silvio Rodríguez

Para los que no tienen navidad, especialmente para aquellos a quienes les duele no tenerla, como los niños y los abandonados.

Felicidades en estas fiestas, y sea el que sea el credo que tengan (o que no), que el consumismoa no haga perder el sentido de estas celebraciones.




El fin de año huele a compras,
enhorabuenas y postales
con votos de renovación;

Y yo que sé del otro mundo
que pide vida en los portales,
me doy a hacer una canción.

La gente luce estar de acuerdo,
maravillosamente todo
parece afín al celebrar.

Unos festejan sus millones,
otros la camisita limpia
y hay quien no sabe qué es brindar.

Mi canción no es del cielo,
las estrellas, la luna,
porque a ti te la entrego,
que no tienes ninguna.

Mi canción no es tan sólo
de quien pueda escucharla,
porque a veces el sordo
lleva más para amarla.

Tener no es signo de malvado
y no tener tampoco es prueba
de que acompañe la virtud;
pero el que nace bien parado,
en procurarse lo que anhela
no tiene que invertir salud.

Por eso canto a quien no escucha,
a quien no dejan escucharme,
a quien ya nunca me escuchó:
al que su cotidiana lucha
me da razones para amarle:
a aquel que nadie le cantó.

miércoles, 17 de marzo de 2010

Informe de la Situaciónde Víctor Heredia: terremoto en Chile 2010



Un mensaje solidario y de fuerza de revista Observatorio Regional (publicación en la que trabajo) a las víctimas del terremoto y tsunami en Chile ¡A reconstrir la patria!

"Informe de la Situación", del gran Víctor Heredia

Paso a detallar a continuación
el suscinto informe que usted demandó;
duele a mi persona tener que expresar
que aquí no ha quedado casi nada en pie.

Mas no desespere, le quiero aclarar
que –aunque el daño es grave - bien pudiera ser
que podamos salvar
todo el trigo joven,
si actuamos con fe
y celeridad.

Parece ser que el temporal
trajo también la calamidad
de cierto tipo de langosta,
que come en grande y a nuestra costa
y de punta a punta del país
se han deglutido todo el maíz.

A los manzanos se los ve
cayendo antes de florecer,
se agusanaron los tomates,
y a las verduras, por más que trate,
ya no hay manera de hacerles bien...
Ya no sé qué hacer
ni tengo con quién.

La gente duda en empezar
la tarea dura de cosechar,
lo poco que queda se va a perder
si, como le dije, no ponemos fe
y celeridad.

Y entre los males y los desmanes
hay cierta gente que –ya se sabe -,
saca provecho de la ocasión;
comprando a uno lo que vale dos
y, haciendo abuso de autoridad,
se llevan hasta la integridad.

Suscribo nombre y apellido
y ruego a usted tome partido
para intentar una solución,
que bien podría ser la unión
de los que aún estamos vivos
para torcer nuestro destino...
Saluda a Ud. un servidor.

("Puertas abiertas", 1982)

miércoles, 10 de febrero de 2010

LAVIN: ¿Una Buena Opción para el Ministerio de Educación?


El Presidente electo, Sebastián Piñera, acaba de anunciar a los ministros que lo acompañarán en su gobierno, entre ellos, por supuesto, al de educación, cargo que ocupará Joaquín Lavín.

Más allá de toda retórica electoral, es sabido que el cambio que puede llevar a Chile a un futuro de desarrollo, progreso y justicia social es el que ocurra en la educación, y no en las políticas antidelincuencia (problema que, no obstante, es real y se conecta al anteriormente mencionado).

Las mejoras necesarias en el sistema educativo nacional, para lograr un impacto sustantivo en su calidad (trátese de establecimientos municipalizados, de financiamiento compartido o particulares) deben ser estructurales y decididas, y traerán, naturalmente, las protestas legítimas y esperadas de los diversos actores del sistema, propios de una reforma de esta envergadura.

No obstante, al analizar la figura de Lavín en el cargo que deberá llevar a cabo estás esperadas transformaciones, surgen algunas dudas sobre la conveniencia de su elección.

En primer término -y digamos las cosas como son- luego de dos candidaturas presidenciales por la centro derecha, Joaquín Lavín despierta el rechazo de gran parte del profesorado colegiado (no de todos, por supuesto) lo que hace que un Ministerio difícil, y que debiera liderar estos cambios, se vuelva aún más complejo.

Luego, está la posibilidad -que cabe a todos los ministros- de que éste fracase en su gestión o no esté a la altura de las expectativas, lo que sugeriría su salida del cargo para así destrabar y dinamizar la labor del Ministerio. Es su misma condición de figura emblemática de ex candidato presidencial la que hace, al menos políticamente, difícil o compleja una eventual salida del nuevo Ministro ante un escenario como éste (figúrese el lector a Barack Obama sacando a Hillary Clinton de su cargo de Secretaria de Estado).

En tercer lugar, está la propia consciencia de Joaquín Lavín de lo que es como capital y figura política. ¿Querrá el nuevo Ministro exponerse a la dura y sostenida crítica de actores influyentes del sistema educativo al llevar a cabo cambios profundos en el sistema educacional, haciendo menguar de este modo su popularidad -el mayor capital que posee-?

Es posible especular, entonces, que para el cargo, el nuevo Presidente hubiese mejor optado por una figura que fuese un tanto más novedosa para/en el ambiente político, de indudable mérito “técnico” en el ámbito educacional, a quien haya podido “blindar” políticamente y quien no estuviese tan expuesto a la crítica fácil y a priori, ni constituyese un actor político desequilibrante en si mismo.

De así haber sido, Se tendría un camino más despejado para enfrentar las reformas estructurales profundas que el país tanto necesita en el sistema educacional.

Esto, suponiendo que en la agenda del Presidente electo figure un cambio sustantivo en esta área, y no más cosmética.
_______
Fotografía: Cooperativa.cl