domingo, 16 de diciembre de 2012

Una universidad para la región de O´Higgins


La región necesita una universidad pública e idealmente estatal, no solo para prestar docencia de calidad, sino para realizar investigación y extensión.


A menudo se dice que las crisis presentan grandes posibilidades. Me parece que es lo que ocurre respecto a la situación de la educación superior en el país, pero especialmente a la que existe en la región. Hoy miles de estudiantes están en la angustiante situación del eventual cierre de su universidad, pero además, en la incógnita respecto a si la educación recibida allí es útil, y si el desprestigio de la institución no será una carga demasiado pesada en el título.

Pero no son los únicos factores preocupantes. La región necesita una universidad de calidad, pública e idealmente estatal, no solo para prestar docencia de calidad, sino para realizar investigación científica, relevante para nuestro desarrollo económico y medioambiental, pero también cultural y humanista. Una institución que además, sea un polo y un faro a la comunidad mediante la extensión universitaria.

Tal pretensión merece un esfuerzo serio, decidido y vigoroso, y no meramente discursivo. La orfandad en que se han desarrollado empeños anteriores ha dado claras muestras de su resultado: el fracaso. En tiempos en que se habla de Investigación y Desarrollo y de la “sociedad del conocimiento” es difícil encontrar momento más oportuno que este para abordar tal anhelo.

No hay comentarios: