domingo, 15 de junio de 2014

La selección de Hungría en Rengo durante el Mundial Chile '62, según Daniel Matamala



En su libro "1962. El mito del mundial chileno" (Ediciones B, 2010), el periodista Daniel Matamala dedica un par de párrafos a la estadía de la selección de Hungría en Rengo, ciudad que funcionó como "villa olímpica" de la sede Rancagüa donde el cuadro europeo jugó la primera ronda del Mundial de Fútbol Chile 1962. Aunque el hecho tiene feliz recuerdo en la ciudad de la región de O´Higgins, que honró el acontecimiento dándole el nombre de República de Hungría a una de sus avenidas, nada menos, lo que arroja el trabajo de Matamala es algo un tanto más ingrato. Veamos lo que escribe:


"La falta de alojamientos en Rancagua también obligó a Hungría a emigrar, hasta Rengo.

(...)

"En cuanto a los húngaros, llegan el martes 22 al hotel Municipal de Rengo y montan en cólera cuando les asignan piezas dobles, y no individuales como habían reservado. Tras un tenso impasse, un médico de apellido Horsac, húngaro residente, oficia de intérprete y mediador para solucionar el problema. Luego el ánimo no es de los mejores, pese a que las autoridades locales se desviven por atender a sus visitantes ilustres. De almuerzo se sirve un caldillo de congrio, como especialidad local, pero los futbolistas rechazan el menú y piden hamburguesas. No hay mejor recepción para un grupo folklórico que interpreta cuecas y tonadas para un público tan sordo como descortés.

"Más bochornoso es lo que ocurre el sábado 26, cuando un grupo musical planea un esquinazo para después del almuerzo. La presentación ni siquiera comienza: tras dar cuenta del postre de macedonia y Nescafé, los futbolistas se paran de sus asientos y se van a dormir la siesta, ante la incredulidad y la indignación del agraviado grupo de huasos." (págs. 291 - 292)

No hay comentarios: