domingo, 19 de marzo de 2017

Reseña a la novela "El daño" de Andrea Maturana


Andrea Maturana
Alfaguara, 1997.

Por Jorge Díaz Arroyo


Elisa mochilea por el desierto chileno con su amiga Gabriela, pero lejos de ser éstas unas vacaciones de placer, la travesía está marcada por la introspección, búsqueda, dolor y un intento de sanación torpedeado por los traumas provocados por las tragedias que cada una arrastra. Así, en este peregrinar a veces errático, a veces intenso, la sensibilidad y complicidad de cada una hace surgir algo parecido al amor, el cual, sin embargo, no resulta suficiente para cubrir sus carencias… y permitirles sanar.

El daño surgió de la pluma de Andrea Maturana en 1997, con excelente recepción de público y crítica. A través de capítulos más bien cortos, se avanza por la historia con agilidad, pero sin perder hondura en los pasajes y tópicos que van emergiendo a lo largo de sus 230 páginas.


El texto no ha perdido actualidad, pese a los casi 20 años transcurridos desde su publicación. Los personajes y situaciones que van emergiendo lucen reconocibles. Con todo, hacia el final se vislumbra un asomo de luz que, sin embargo, no tiene por qué iluminar todos los rincones. Mal que mal, esta es una historia urbana vivida –en parte– en el desierto… protagonizada por personas que, aunque jóvenes, ya han perdido la inocencia.

No hay comentarios: