jueves, 27 de abril de 2017

MONTAÑA ADENTRO

Marta Brunet
Editorial Universitaria

Esta brevísima novela es el debut de Marta Brunet en la literatura… y no podía haberlo hecho de mejor forma. Con apenas 25 años, lo que la gente esperaba de una joven de buena familia, provinciana, que se aventuraba a la escritura, eran relatos tiernos, idealizados o de una trama trágica, de corte clásico y de cuidada estética. Sin embargo, lo que la joven chillaneja entregó fue una temática cruda, un relato fuerte, un estilo recio, pero sensible a los sutiles matices de la naturaleza humana y de la otra.

La historia se desarrolla en una hacienda precordillerana de la zona centro sur del país (realidad que ella bien conocía), y es protagonizada por los trabajadores de más humilde extracto: peones y mujeres encargadas de la comida de éstos, más los afuerinos que apoyaban diversas tareas en las temporadas más intensivas y otros personajes, como el carabinero.

La precariedad, creencias (o imago mundi), pelambres, solidaridad, rudeza, amor, y traición, así como el alcoholismo y el abuso de poder, son elementos presentes en este retrato naturalista, que no necesita recurrir a los adjetivos para dar cuenta de una realidad dura, que todos podemos suponer en la ruralidad de comienzos del siglo XX.

No falta nobleza en ciertos personajes, pero sin idealizaciones exageradas. La novela tiene algo de melodrama, pero no por efectismos de la autora, sino como testimonio de una situación en que la indefensión y el rigor son la norma.

La edición que recomendamos está acompañada de un estudio a modo de prólogo de Kemy Oyarzú, más una biografía de Marta Brunet, nacida en Chillán en 1897, y fallecida en Uruguay en 1967 (mientras dictaba una conferencia).

Una excelente manera de acercarse a una de las más distinguidas y complejas personalidades chillanejas de la cultura, que mereció el Premio Nacional de Literatura en 1961 y que dio otros célebres títulos, como María Nadie.

EL LAZARILLO DE TORMES

Anónimo
Editorial Zig-Zag

Escrita hace más de 400 años (en 1554), esta obra ha sido para muchas generaciones parte de las lecturas escolares, y, cosa extraña por su antigüedad, es de aquellas piezas que hasta los más reacios a la lectura celebran y disfrutan. Lázaro es un niño de extracción muy baja, que es entregado como mozo a un ciego a cambio del cuidado y protección de éste. Así comienzan las desventuras del protagonista, pues el ciego que juró protegerlo no es más que un egoísta y mezquino amo. Así Lázaro se las ingeniará para comer y beber de lo que su señor le priva, iniciándose una suerte de duelo de astucia y picardía entre ambos. Luego Lázaro pasará por distintos amos, yendo por lo general de mal en peor, recurriendo siempre a su creatividad e inventiva para subsistir. La novela, llena de humor, da cuenta de la hipocresía y decadencia de la España de su época (con no pocas analogías a lo que podría suceder hoy en nuestra sociedad) y funda el género picaresco en la literatura hispana.

MOVIMIENTO SOCIAL MEDIA

Nicolás Copano
Planeta

El comunicador y asesor Nicolás Copano plasma en un libro las ideas, experiencias y reflexiones que poco más de una década dedicado a entender y usar las herramientas digitales le han dado. Lo suyo es el potencial de Internet y como éste ha desencadenado (y sigue haciéndolo) una revolución tanto en las comunicaciones, la prensa, la política, el ocio y los hábitos cotidianos. Con un lenguaje ameno, y apelando a varios ejemplos reconocibles y/o recordables, el autor no sólo hace un crónica de cómo la tecnología nos ha impactado hasta hoy, sino también se atreve a hacer proyecciones de lo que se nos viene para el futuro. Si usted es parte de la vorágine de las redes sociales y la información digital; si usted hasta ahora ha permanecido fuera de todo aquello, y se siente cada vez más excluido u offside; si usted se quiere preparar para los cambios que vienen; o si sólo quiere entender qué ha significado todo este proceso, tiene que leer este libro.

LETRA Y MÚSICA: libros, canciones e intérpretes

Dicen que el modo más directo de evocar un recuerdo es a través de un sonido o un olor (por sobre lo visual) y dentro de los estímulos sonoros, sin duda la música es uno de los más potentes. Es cierto aquello de que cada uno tiene una “banda sonora de la vida”. La música nos ha acompañado en nuestras distintas etapas e incluso aquella que en algún momento escuchamos involuntariamente, se transforma con el tiempo en un vehículo para el recuerdo y la nostalgia. Esto, sin dejar de lado el enorme legado artístico y cultural que la creación musical constituye para el patrimonio de la humanidad. En la siguiente selección de libros, le damos un vistazo a canciones, intérpretes y estilos de distintas épocas. Para el caso, no necesitamos entender de corcheas y pentagramas para poder “leer música”. 

Por Jorge Díaz Arroyo

LA HISTORIA DEL ROCK

Este pesado libro, de tapas duras, encuadernación de lujo, gran formato y 320 páginas en couché a todo color, dotadas de cuantiosas fotografías, es una excelente invitación para quien quiera introducirse en el mundo del rock, desde sus orígenes hasta el 2010, y a un excelente precio, por lo demás, considerando las características descritas.

Por cierto, hay que aclarar que bajo el concepto rock, en rigor se revisan géneros muy diversos, que van desde el rhythm and blues, metal, punk, pop, reggae hasta el hip-hop, entre muchos otros.

El libro se estructura con una introducción a modo de marco general, seguida por seis grandes capítulos, cada uno dedicado a una década, abarcando desde los años 50 del siglo pasado, hasta la que recorre desde el 2000 al 2010. Allí se revisa una cronología que abarca los principales hitos del respectivo decenio, para luego abordar en páginas individuales o dobles a los principales intérpretes y agrupaciones, reservando, de todas formas, acápites especiales para tratar un tópico particular, por ejemplo, el surgimiento e impacto de algún estilo en particular, la labor de managers y cazatalentos, o algún punto de inflexión en la escena.

Este no es un libro para el erudito. Las secciones dedicadas a cada músico o tema tienen una buena descripción, que aborda lo más significativo de cada cual, en forma amena y comprensible, pero no contiene exclusividades que no se puedan encontrar con mayor amplitud, incluso, en la web. El mérito de la obra está en su buena presentación y en el poder de síntesis que posee, junto a su excelente selección fotográfica. Para quien quiera tener una visión panorámica del rock, desde sus orígenes hasta hoy, abordando a sus principales protagonistas y a la variedad de géneros y estilos emparentados, en forma ordenada y cronológica, este es su libro: una suerte de atlas histórico de una de las expresiones culturales más importantes de los últimos 65 años.


EN BUSCA DE LA MÚSICA CHILENA
José Miguel Varas y Juan Pablo González

“Crónica y antología de una historia sonora” reza el subtítulo de este trabajo, publicado en 2005 por la Sociedad Chilena del Derecho de Autor por medio de la colección “Cuadernos del Bicentenario”. Se trata de un texto que busca abordar de modo crítico y reflexivo, pero con un lenguaje llano al ciudadano común, los rasgos identitarios de la música creada e interpretada en Chile, la que, por supuesto, no es uniforme. El libro tampoco busca hallar o forzar una uniformidad, si no distinguir, recoger, rescatar y reflexionar sobre tendencias, estilos, movimientos, compositores, intérpretes, productores, investigadores, críticos y estadios de la industria, entre otros. De hecho, no discrimina entre expresiones doctas, folclóricas o populares.

El trabajo se divide en dos partes. La primera es una amena y sabrosa crónica a cargo del Premio Nacional de Literatura, José Miguel Varas (fallecido en 2011), quien con un prisma personal, va analizando la evolución y distintas voces y sonidos de la música chilena de los últimos cien años. Una excelente aproximación vivencial.

Completa el trabajo una selección de reportajes, entrevistas, reseñas críticas, artículos de opinión y columnas sobre música chilena publicados en medios de prensa y algunas revistas especializadas durante los últimos 100 años, que sirven de testimonio de los tópicos, personajes y discusiones que han ocupado a especialistas y público en las distintas épocas. Allí se encuentran, por ejemplo, el genio sorprendente de un Claudio Arrau de apenas 16 años, hasta agrupaciones aún vigentes como Los Tr3s o Lucybell, pasando por los imprescindibles Margot Loyola, Violeta Parra, Víctor Jara, Los Huasos Quincheros, Quilapayún, Illapu, Eduardo Gatti, entre otros. La selección estuvo a cargo del musicólogo Juan Pablo González.


LAS VOCES DE LOS ‘80
Emiliano Aguayo

Ya acotando un poco más el estilo, época y protagonistas, el presente trabajo del periodista Emiliano Aguayo aborda uno se los fenómenos más significativos en la escena musical chilena de los últimos años: la expresión local de lo que a mediados de los 80 se llamó “Rock Latino”. Aparecen acá íconos como Aparato Raro, Cinema, Aterrizaje Forzoso, Nadie, UPA!, Electrodomésticos, Viena, Emociones Clandestinas, Sexual Democracia, La Ley, Síndrome y, como no, Los Prisioneros (el conjunto más emblemático y trascendente de la generación), entre muchos otros.

A través de entrevistas a los principales integrantes de cada grupo, Aguayo se centra en los primeros años de las bandas hasta que logran cierta consolidación o reconocimiento en el medio nacional. El autor también se juega con una tesis novedosa, pero que encuentra eco en sus entrevistados, y es que la mayoría de los exponentes del “movimiento ochentero” provinieron de los centros universitarios, preferentemente de carreras vinculadas a la música o el sonido, en distintos puntos de Chile.

A través de veintiún entrevistas en 385 páginas, acompañadas por algunas fotografías en blanco y negro, el libro es una invitación a revisitar la escena rock ochentera nacional, tras bambalinas, contada por sus propios protagonistas. Un lujito que Aguayo se dio, y del que nos hace parte. Falta destapar una botella de Free y unos cuantos cassettes para completar el cuadro.


CANCIONES DEL FIN DEL MUNDO
Manuel Maira

Y así llegamos hasta las voces y sonidos del presente, en un contexto completamente nuevo para la música, revolucionada por el internet, las redes sociales y la autogestión, y con las otrora poderosas transnacionales discográficas debilitadas y sin el control absoluto que alguna vez detentaron. Es la generación de Myspace, de los sellos independientes, de los videos en Youtube, del contacto con los fans a través de Facebook y Twitter, de la colaboración con los pares (por sobre los celos y ego de ayer) y, muy importante, de la caída de los prejuicios para fusionar estilos, estéticas y temáticas.

Es la generación de Ana Tijoux, Camila Moreno, Dënver, Francisca Valenzuela, Gepe, Javiera Mena, Manuel García, Astro, Los Bunkers o Nano Stern, entre otros. A todos ellos, el periodista y crítico musical, Manuel Maira, los entrevista en conversaciones francas, amenas y fluidas, que pareciera que los músicos hablan con nosotros.

El proceso de descubrirse y asumirse como artista, la búsqueda de espacios, el aprendizaje y los primeros pasos; la decisiones artísticas (y personales); la seriedad y disciplina con que se toman el trabajo; la difusión nacional e internacional; las giras a escenarios modestos y consagratorios del extranjero y del país; las potencialidades, limitaciones y falencias y del medio nacional son todas temáticas que cruzan cada una de las 15 entrevistas, que cuentan, además, con una atractiva selección de fotografías en blanco y negro, así como hits recomendados de cada intérprete.

Es un trabajo que le pone rostro, carne y sangre a la música joven de los últimos años creada en Chile (y que hace rato despierta interés internacional), y que, a los menos enterados del fenómeno, les resultará una atractiva invitación a explorarla.

Póngale play.