domingo, 31 de diciembre de 2017

LA LADRONA DE LIBROS


Markus Zusak
Lumen

Este libro está narrado por la muerte. Como una testigo de la vida de los protagonistas –en rigor de todos–, la parca nos cuenta las andanzas de Liesel, una niña alemana que es entregada a una familia adoptiva, en plena persecución nazi a judíos, comunistas y otras minorías.

Liesel es testigo de la muerte de su hermano menor, que de no haber perecido durante el penoso viaje en tren que los llevara a su nueva familia, habría compartido destino en la casa de los Hubermann, en un barrio pobre de un pueblo cercano a Múnich.

Aunque la niña vive atormentada por el abandono de su madre, el no saber de su suerte, y la muerte de su hermano, es bien acogida por los Hubermann, en particular por Hans, el bonachón padre de familia, pintor de casas y ocasional intérprete de acordeón.

La niña encontrará, además, consuelo en la amistad que entabla con un vecino de su edad, Rudy, un pícaro y leal pretendiente y compañero de correrías y travesuras.

Pero nada reconfortará más a Liesel, en un nivel espiritual y estético, que la lectura. Aunque al principio de la historia no sabe leer, los misterios que guardan las hojas empastadas en un libro la fascinarán, y pondrá todo su empeño y método en dominar las letras, con la ayuda de su padre Hans, y eventuales colaboradores.

Nos obstante, en un contexto de guerra, como estaba entonces la Alemania nazi, y más aún en el seno de una familia pobre, la dieta de libros deberá ayudarse de algunos recursos poco ortodoxos, como el robo, en lo que Rudy será un fiel colaborador.

En tiempos aciagos, como lo es siempre la guerra y la persecución de inocentes, La ladrona de libros nos permite observar el trasfondo social de tal tragedia desde la perspectiva de la infancia. En tales circunstancias, la amistad, la solidaridad y la fidelidad a elementales convicciones parecen revelarse como el secreto para sobrevivir física y moralmente.

La ladrona de libros tuvo una versión cinematográfica, pero sus más de 500 páginas sufren una lamentable mutilación en las dos horas de película, que hacen poca justicia a la riqueza del libro, sus personajes y subtramas.

No hay comentarios: