lunes, 15 de octubre de 2018

Conducta de un gato



José Miguel Varas
LOM Ediciones

La versátil producción literaria del desaparecido Premio Nacional de Literatura 2006, José Miguel Varas, le alcanzó para dar vida a textos infantiles y juveniles, como este divertido relato, Conducta de un gato, que cuenta con expresivas ilustraciones de Leonardo Ríos.

Se trata, eso sí, de un cuento no políticamente correcto, como tampoco lo es su protagonista, un gato llamado “el Sutil”, que, cínico y listo, trata de llamar la atención de los vecinos en un barrio venido a menos de Providencia, en Santiago, bajo la escéptica mirada del taxista Gabriel Gamboa Gómez. Escurridizo y sorprendente como un gato es el argumento de este cuento. Gracioso como un cuchito, también.

Distopía: Cuando el futuro no es bueno



¿Cuántas veces, ante un presente angustiante, hemos puesto nuestras esperanzas en un futuro mejor? Sin embargo, no es así como piensan todas las personas. Es el caso de los autores de una suerte de subgénero de la ciencia ficción: la distopía. ¿De qué se trata? De lo opuesto a la utopía. Si en un futuro utópico todo es ideal y armónico, en lo distópico la realidad es opresiva, apocalíptica o, al menos, de una falsa placidez. Aquí algunos ejemplos, desde lo clásico, hasta lo nacional, pasando por lo contemporáneos.


Por Jorge Díaz Arroyo


UN MUNDO FELIZ
Aldoux Huxley
Publimexi

Uno de los grandes clásicos distópicos de la literatura. Publicado por primera vez en 1932, esta obra de Aldoux Huxley ha inspirado fuertemente a otras cuantas novelas, relatos, como también muchísimas películas que, sin llegar a ser adaptaciones rigurosas de su trama, toman abundantes elementos del futuro imaginado por este escritor inglés.

La historia se desarrolla en Inglaterra, en un futuro post “Guerra de los Nueve Años” (una suerte de Tercera Guerra Mundial) que, sin embargo, gracias al empleo de la ciencia y el consenso de los líderes de las naciones, ha dejado atrás la pobreza, las enfermedades y la guerra misma. Pero todo lo anterior al costo de suprimir la relación de pareja, el matrimonio, la maternidad-paternidad, la familia, la religión, la filosofía, el arte, entre otros elementos. La idea es eliminar la conciencia individual para fortalecer el funcionamiento del sistema social colectivo, evitando todos los elementos subjetivos que pudieran crear angustia o conflicto.

Mediante ingeniería genética se reproduce a los seres humanos que, mediante una serie de procesos en que se les aplican variable proporción de elementos químicos, son condicionados para lograr cierto desarrollo físico y mental esperado. Esto es complementado con “hipnoterapia” y experiencias de refuerzo conductual temprano, negativo y positivo, que van determinando sus aspiraciones y satisfacciones. Se logra así un sistema de castas que asegura individuos que sirvan a las diferentes necesidades de la sociedad, ya sean las labores más monótonas y sencillas, como aquellas que demandan mayores habilidades físicas o intelectuales. De cualquier modo, todo lo anterior se desarrolla sin frustraciones ni rencores. Cada casta ejerce satisfecha su misión, gracias al condicionamiento al que han sido sometidos sus integrantes.

Al mismo tiempo, el sexo se experimenta como un legítimo placer, ajeno a los sentimientos y a la procreación, en abierta y tolerada promiscuidad. No se permite el sufrimiento, y cuando amenaza el tedio o la angustia, se emplea el “soma”, una píldora que provoca placer, sueño o gratificante descanso.

En este contexto Bernard Marx, un miembro de la casta superior, de notable inteligencia, comienza a tener consciencia de sí, y a cuestionarse el sistema. Por su parte Lenina Crowne, una muy bien adaptada y atractiva ciudadana, comenzará a desarrollar sentimientos por John, un “salvaje” traído por Bernard de una reserva dónde aún se vive primitivamente.


INSURGENTE
Verónica Roth
Molino

El segundo tomo de la trilogía “Divergente”, de la autora Verónica Roth, sigue las aventuras de Tris y sus amigos, que en el primer volumen desafiaron el orden imperante, liderado por la implacable Jeanine Matthews.

En este futuro post apocalíptico, la sociedad se ha organizado en facciones, según las inclinaciones de sus miembros: “Verdad”, “Erudición”, “Cordialidad”, “Osadía” y “Abnegación”. No obstante, el sistema, que ha mantenido la estabilidad social por varios años, arroja en forma minoritaria, dos resultados indeseados: aquellos que no califican en ninguna facción y que son expulsados de la comunidad para vivir en las ruinas de las antiguas ciudades: los “sin facción”; y también están los que califican en varias facciones: los “divergentes”, que representan una auténtica amenaza para el orden establecido.

Cuando, en la primera parte, Tris cumplió la edad para abandonar la casa paterna e iniciarse en una de estas facciones, su examen arrojó que era divergente. Logró “camuflarse” y adscribirse en una de las facciones, “Osadía”. Sin embargo, durante el desarrollo de la historia descubrió los abusos del sistema y de quienes lo lideran, y tras ser perseguida por la autoridad, junto a unos cuantos amigos de su facción, se enfrentaron al poder.

Desafiada abiertamente la autoridad, ésta, ya en la segunda parte, incrementa la persecución a los rebeldes. Al mismo tiempo Jeanine Matthews, líder de “Erudición” y gobernante del sistema establecido, necesita a Tris para revelar un mensaje secreto dejado por los fundadores del nuevo orden, que solo puede liberar una divergente.

La saga, con más acción que Un mundo feliz, al igual que ésta, es una buena metáfora de la falsa solución que representa el fascismo: el orden y la armonía artificial y uniforme, implementada con arbitrariedad, represión y manipulación, a costa de la libertad.


PSIQUE
Carolina Leheman
Mythica ediciones

Psilvia es una provinciana que vive en Santiago. A la inversa de muchas mujeres, es una joven rubia que se tiñe de negro. Despierta en su edificio, en la capital, desorientada y sin recuerdos recientes. Poco a poco se da cuenta que la ciudad vivió un cataclismo que la ha dejado en ruinas. Será solo la primera de las sorpresas.

Amenazas que parecen de otro mundo acechan a Psilvia, pero también en este trance descubre poseer poderes insospechados que, sin embargo, la hacen cambiar físicamente cuando los usa.

Mientras intenta comprender lo que sucede, logra llegar hasta donde su amiga Paula, una atractiva morena enamorada de Psilvia, que tiene su departamento en otro edificio de la capital.

Sorteando peligros, recuperando la memoria, y viviendo intensamente estos apocalípticos días, Psilvia y Paula llegan a Valparaíso, que también ha sido afectado por la destrucción. Allí conocen a nuevos personajes que luchan por sobrevivir en las nuevas circunstancias.

Psique es una atractiva novela escrita por Sergio Amira y Daniel Guajardo, bajo el heterónimo de Carolina Leheman. Tiene el mérito de acudir a un género con mayor tradición anglosajona, pero cuya trama, que transcurre en Chile, resulta creíble y reconocible para los lectores, aun cuando se trata de una historia distópica y de ciencia ficción (aunque no llena de tecnología). Está disponible en el portal www.mythicaedit.com, editorial especializada en narrativa gráfica (ojo, que esta es una novela), que envía el libro físico a todo Chile.

Heidi


Juana Spiry
Zig-zag

Este clásico de la literatura infantil sigue cautivando y siendo pertinente a los lectores del siglo XXI.

Heidi es una niña suiza, huérfana, de cuatro años, que tras ser cuidada por su tía Dita, es entregada por ésta al abuelo de la niña, luego de recibir una muy buena oferta laboral en Alemania. El tío Ohi, como conocen en el pueblo al abuelo de la pequeña, es un arisco anciano que vive alejado de la comunidad, montaña arriba, con sus cabras y valiéndose de sus habilidades de carpintero.

Tras recibir de mala gana a la niña, el abuelo, ya solo con ella, mostrará su lado afable y tierno, que el encanto natural de Heidi sacará a relucir aún más. La niña entabla amistad, también, con Pedro, un niño pastor, pobre y algunos años mayor, y con la madre y la abuela ciega de éste.

Gozando de la saludable vida de la montaña, rodeada de naturaleza y gente de sentimientos puros, la niña pasa unos años, hasta que su tía la viene a retirar para llevarla a la casa de una familia acomodada de Frankfurt, donde quieren una compañía para Clara, la pequeña hija en situación de discapacidad de un burgués viudo, pero de buen corazón.

Popularizada en los años 80 por la serie animé emitida por televisión, Heidi está en la memoria colectiva de generaciones. En su original formato literario sigue siendo un perfecto bálsamo, con un mensaje de amor por la naturaleza y nobles sentimientos.

La Otra Identidad



Últimamente, han sido varios los libros que exploran el labo B de la historia nacional chilena. Ésto nos invita a tomar conciencia de aquellos elementos que también son parte de nuestra memoria, acervo e imaginario colectivo, y que generalmente no están considerados ni en los actos cívicos ni en la historia oficial. Es “la otra identidad”, presente (o generada, incluso) en libros de ayer y hoy. Conozcamos algunos ejemplos.


Por Jorge Díaz Arroyo


LA ARAUCANA
Alonso de Ercilla y Zúñiga
Editorial Nueva Generación

Al ser consultado por la figura de Lautaro, el Premio Nacional de Historia Gabriel Salazar reconoce no tener claro cuánto de mito hay en este personaje símbolo de la resistencia araucana a la invasión española. No obstante, el historiador señala, en el documental Villalobos – Vial – Salazar: interpretaciones comparadas (2012, Panquehue Films, en DVD), que es muy posible que el pueblo mapuche haya generado un líder de estas características, lo cierto es que mucho de lo que conocemos de ese periodo, sobretodo en cuanto a personajes y sus epopeyas, nos proviene de la literatura, la que, como todos sabemos, se sirve de licencias creativas cuando de relatarnos hechos históricos se trata.

Y esta es la situación de la célebre La Araucana, de don Alonso de Ercilla y Zúñiga, pieza fundamental no solo de la literatura nacional (y de habla hispana), sino también del origen de nuestro acervo colectivo.

Publicada originalmente en España en tres partes (los años 1569, 1578 y 1589), la obra, no obstante, fue escrita en el reino de Chile mientras el madrileño poeta – soldado participaba de la “Guerra de Arauco” durante 1557 y 1559 (el conflicto, no obstante, abarcó tres siglos). La Araucana es un poema épico escrito en el formato de octava real, y dedicado al rey Felipe II, al que el autor sirvió antes de venir a América. Fue ponderada por Miguel de Cervantes como una de “las más ricas piezas de la poesía que tiene España”. El autor del Quijote también la incluyó en su obra magna, como uno de los libros destacados en la biblioteca del “ingenioso hidalgo”.

Mezcla de crónica y de lo que hoy se consideraría “novela histórica”, La Araucana resulta clave para entender el relato de la resistencia mapuche y el avance español en el centro sur de Chile en sus primeros años. Bellamente escrita, sin embargo contiene episodios crudos, con relatos propios de un conflicto bélico y toda su huella de desolación y muerte. Con todo, entre sus méritos está el reconocer las virtudes de hispanos y mapuches, sin descuidar aspectos sociales de ambas culturas.

La versión que reseñamos es completa, fiel a la original de 1590, editada en cuidado y moderno formato. Contiene nota introductoria y biográfica a cargo del sociólogo Pablo Huneeus.


EL MITO DEL TENIENTE BELLO
I. Godoy, Y. Rosenmann y R. Cociña (editores)
Paula Fontaine Editores S.A.

Este libro coral se toma de la célebre e infausta historia del teniente Bello, para mirar mucho más allá...

Todos en Chile hemos oído o empleado la expresión “más perdido que el teniente Bello”. También lo hacía Don Francisco, el popular animador del extinto programa de televisión Sábados Gigantes, cuando se emitía desde Chile. Sin embargo, cuando se canceló la producción local para sólo exhibirse la realizada en Miami, muchos notaron que el experimentado conductor comenzó a emplear otra frase: “más perdido que Miguel Strogoff”, aludiendo a un personaje del novelista de fama mundial, Julio Verne. Ahí muchos espectadores nacionales cayeron en la conclusión que el teniente Bello no era del mundo, sino sólo nuestro…

En los albores de la aviación nacional (y global), el 9 de marzo de 1919, el joven Alejandro Bello Silva, de solo 22 años, se aprestaba a dar su examen para obtener el diploma de aviador militar en la Escuela Militar de Aviación de Chile. Otros tres muchachos rendirían el examen, consistente en hacer un trayecto que partía en la base militar de Lo Espejo, para seguir hasta Cartagena, Culitrín y volver a Lo Espejo. Tendrían un plazo de 48 horas para cumplir el recorrido, el que realizarían en una aeronave Sánchez Besa. Era apenas la segunda generación que tomaba la prueba.

Todos los participantes en el examen tuvieron dificultades, a causa de la niebla, el viento y los escasos instrumentos con que contaban (muchos de los actuales ni siquiera se habían inventado). Sin embargo, la triste fama fue para el joven Bello. Tras un segundo intento por cumplir el tramo planificado, se le perdió el rastro, sin encontrarse ninguna huella que acusara un accidente, salvo el hecho de que piloto y avión no volvieron a aparecer. Se iniciaron labores de búsqueda, la prensa informó profusamente del hecho, y el mito nació como referencia nacional del extravío.

Recurriendo a cronistas, historiadores, artistas e intelectuales, más una prodigiosa recolección fotográfica y documental, los editores reconstruyen no solo los detalles de tan desconcertante desaparición, sino también sobre los orígenes de la aviación nacional, una época heroica, sin duda. Sorprendente es, también, la participación de varios chilenos en los primeros hitos de la aviación mundial, que el libro se ocupa de rescatar y poner en valor. Por supuesto, muchos artículos reflexionan además sobre el ser nacional, a propósito del teniente Bello.


LOGIA
Francisco Ortega
Planeta

Francisco Ortega, el autor del fenómeno de ventas que resultó ser Logia, no oculta que con esta obra quiso realizar una suerte de Código Da Vinci con iconografía nacional. Y no es sólo que lo confesara así en más de una entrevista. La misma portada del libro; el protagonista (aquí un escritor de ficción y periodista; en la novela de Dan Brown un profesor que también es autor de obras académicas), y los trepidantes viajes de un lugar a otro buscando pistas en íconos histórico-patrimoniales de doble significado, confirman el intento de réplica.

Pero es una réplica legítima, en tanto confesa. El género de ficción conspirativa, con elementos de la vida real (personajes, edificios, organizaciones), es un cúmulo de clichés, y este caso no es la excepción.

Elías Miele, exitoso escritor chileno, conocido a nivel mundial y autoexiliado de su país de origen, prepara una nueva obra, titulada “La cuarta carabela”. Los problemas comienzan cuando descubre que otros dos autores, que trabajaban en proyectos bajo el mismo título, han sido asesinados, y todo indica que él es el siguiente. Así comienza una búsqueda por aclarar el enigma tras los crímenes y el por qué de la escritura simultánea de un mismo proyecto, todo al tiempo que elude a sus posibles sicarios, y a una agente del FBI empecinada en atraparlo.

El libro ha sido promocionado con una frase ampulosa y, por cierto, incorrecta: “todo lo que te han contado sobre la historia de Latinoamérica es falso”. La verdad es que en la amplia licencia creativa tomada por el autor para armar el thriller, emplea elementos de la realidad como las figuras de O´Higgins, Javiera Carrera, así como a la Logia Lautarina, el National Committee for Christian Leadership (poderosa entidad evangélica con sede en EEUU) e hitos de la arquitectura santiaguina como la virgen del cerro San Cristóbal, el Templo Votivo de Maipú o la Basílica del Perpetuo Socorro. Sin embargo, el conjunto es una ficción. Con todo, la novela es un interesante estímulo para considerar a los personajes de nuestra historia, y a ciertos hitos simbólicos del pasado (edificios, emblemas, reliquias), como sujetos de pasión y contenedores de significado, respectivamente. Logia nos muestra que la historia no es de mármol, sino que está llena de textura, intención y fascinantes detalles.

Profesor Gárgola



Charles Gilman
Destino

Robert asiste al primer día de clases del año. Hay novedades, pues se trata de un establecimiento nuevo, el Instituto Lovecraft, muy cerca de su casa, lleno de tecnología y dependencias impecables. Pero al igual que él, Glenn, un compañero de su antigua escuela, también se ha cambiado, y es un problema, pues se trata de un abusivo que tiene a Robert en la lista de sus víctimas. Entre la gente nueva, destaca Karina Ortiz, que aunque no está en su clase, se muestra amable con Robert.

Hasta aquí, todo es parte de la normalidad en la vida de un chico promedio en edad escolar.

Sin embargo será el mismo colegio el que aportará las sorpresas. Un extraño profesor de ciencias, sorpresas en los casilleros de los estudiantes, lugares secretos en la biblioteca, desapariciones de alumnos, serán la antesala de aventuras espeluznantes, que abrirán la mente de Robert.

Entretenida novela de misterio, ilustrada en blanco y negro por Eugene Smith, con una portada que cambia según el ángulo desde dónde se mire. El libro inicia una serie ambientada en el colegio, con los mismos protagonistas.

La muerte es una vieja historia



Hernán Rivera Letelier
Alfaguara

Con esta novela el escritor Hernán Rivera Letelier inicia una trilogía, probando por primera vez con el género policial. La trama ocurre en la Antofagasta contemporánea, y es protagonizada por el “Tira Gutiérrez”, quien tras un lapsus de cesantía –antes fue minero– y luego de ser abandonado por su mujer, se recicla en investigador privado después de tomar un curso por correspondencia dictado por una dudosa institución argentina. Su compañía será la hermana Tehualda, una joven y perspicaz evangélica, que llega a su despacho buscando ayuda para un caso y termina convirtiéndose en su asistente temporal.

Juntos andarán tras la pista de un violador que ataca a sus víctimas en el cementerio local. La policía parece extraviada, o urgida por encontrar a un culpable que tranquilice a la opinión pública, aunque no sea el verdadero responsable de los delitos. En este afán, Gutiérrez y la hermana recorrerán la ciudad, interactuando con una mística de barrio popular, trabajadores de sórdidos locales nocturnos y guardias de cementerio, en un Antofagasta cada vez más poblado de inmigrantes colombianos. Aparece además un café, en un céntrico paseo antofagastino, del que el autor es habitué, y que resulta también el favorito de los protagonistas.

Lo más atractivo de la novela son sus personajes: un investigador que “usa” como arma un sándwich, y una “hermana” fiel a su fe, pero de armas tomar. Se advierte una tensión romántica entre los protagonistas. Entretenida.


LA SOCIEDAD EN VIÑETAS


Para muchos el cómic o la narrativa gráfica es sinónimo de la mayor de las ficciones. De allí provienen los superhéroes, los monstruos y personajes fantásticos; los mundos imaginados, las máquinas extraordinarias, las épicas espaciales… Pero lo cierto es que la viñeta, desde sus orígenes, ha sido un instrumento para retratar la realidad, criticar el poder y reírse del soberano. En este especial te mostramos tres ejemplos contemporáneos.


Por Jorge Díaz Arroyo


PERSÉPOLIS
Marjane Satrapi
Norma Editorial


Publicada originalmente entre 2000 y 2003 en cuatro tomos (luego reunidos en un solo volumen), esta historieta autobiográfica está considerada en todas las listas que se han confeccionado en el último siglo, como uno de los mejores cómics de la historia.

Es la opera prima de Marjane Satrapi, llevada al cine en 2007 (como animación) y que tiene el mérito de, por una parte, narrar el proceso por el que una niña perspicaz se convierte en mujer, y por otra, ser el retrato cotidiano de los procesos sociales, políticos y religiosos de su Irán natal en los últimos 30 años del siglo XX.

Marjane, personaje-autora, es la hija única de una familia progresista, culta y acomodada iraní. En 1979, cuando tiene 9 años, se produce el derrocamiento del Sha, en lo que luego se llamará la Revolución Cultural de Irán. Lo que en un principio significó un positivo paso para dejar atrás el represivo gobierno, se vuelve al poco tiempo en la otra cara de la misma moneda, al adoptar las nuevas autoridades el integrismo religioso, que impuso restricciones, control social, intolerancia ideológica y medidas como la obligación del uso del pañuelo por las mujeres en lugares públicos.

La joven Marjane se mete en más de un problema por su natural carácter contestatario, alentado por la educación que le han brindado sus padres. Al mismo tiempo, conoce el lado cruel del totalitarismo y la represión, gracias al testimonio de familiares, allegados y vecinos. Para protegerla física y culturalmente, sus padres la envían a Europa cuando ya es una adolescente. Allí Marjane tendrá nuevas experiencias de vida de las que sacará más de alguna lección. Finalmente, vuelve a Irán, se reencuentra con su país y conocidos, e inicia sus estudios universitarios, ya hecha una joven mujer.

La gráfica de la autora es en un blanco y negro, limpio y expresivo. Los capítulos son de una extensión más bien breve y la traducción resulta muy clara, con algunas notas cuando un término necesita una aclaración adicional. El tomo de 368 páginas, además, se sirve de una introducción histórica breve, también en clave cómic, así como de un epílogo a color, donde la autora se despide del lector respondiendo a una suerte de “preguntas frecuentes”.


PAN Y CIRCO
Malaimagen
Reservoir Books


En esta entrega de Malaimagen, aparecida en septiembre de 2014, aparecen las caricaturas de algunos de los actores de la política nacional más recurrentes del último tiempo.

El título alude a la crisis que se viene advirtiendo hace tiempo en la consistencia de la clase política chilena (y que se ha agudizado en los últimos años). Los dardos van parejos hacia todos los espectros del mapa político local, pero en lo puramente ideológico se satiriza particularmente sobre los postulados defendidos por la extrema derecha chilena:

Labbé: “Ustedes lo vieron… nosotros estábamos haciendo pacíficamente el homenaje a un inocente torturador, asesino y violador de los derechos humanos, y un grupo de violentos e intolerantes llega y lo arruina”.

Ocho capítulos componen el libro. En algunos casos una sola viñeta basta para desenvolver un chiste, pero a veces dos o más son necesarias para desarrollar una historia.

El primer capítulo está dedicado a Sebastián Piñera, con aparición de algunos de sus ministros. El segundo se titula “Los políticos”, protagonizado principalmente por parlamentarios y líderes de partidos de todos los colores. La tercera parte reza “La dictadura”, mientras la cuarta “El país”, donde la prensa, la iglesia, el arribismo y la hipocresía se retratan ácidamente. Le siguen “Elecciones” y la hilarante sección “Mundos Revueltos: el reality presidencial”, donde se ridiculiza a los distintos candidatos participantes en la pasada elección presidencial. Se concluye con “Bachelet”, en que la presidenta y su ministro Elizalde ya dan muestras de un gobierno que se ha mostrado errático.

Pan y Circo es un excelente compendio de humor gráfico, que toma el pulso de la realidad política, social y económica del país. Sirve para reír, pero también para alumbrar sobre los sinsentidos que aceptamos cotidianamente. Muestra que la risa no siempre abunda en la boca de los tontos, sino también de los lúcidos.


¡AY TIERRA!
Hervi
Feroces Editores

Hervi es, probablemente, uno de los caricaturistas más emblemáticos de las últimas décadas en Chile. Con una dilatada trayectoria en medios como Hoy, Qué Pasa, Ercilla, La Época, La Tercera, entre otros, Hernán Vidal, su verdadero nombre, lleva décadas haciendo humor de actualidad en la prensa nacional.

Este libro es una selección de ese trabajo, cuya temática general es alertar sobre el peligro ecológico, económico y social en que se encuentra la humanidad, a causa de los modelos de desarrollo adoptados.

Dividido en 8 capítulos que se ocupan de “Los Extraterrestres”, “La contaminación”, “Los bosques”, “Las especies”, el “Calentamiento global”, “La delincuencia”, “La pobreza” y “La guerra”, el libro se inicia con una entrevista al autor, a cargo de los editores, en que se da cuenta del leitmotiv del caricaturista.

A color o en blanco y negro, Hervi acusa como el materialismo y la desbordada ambición de grupos económicos nos llevan al colapso. No pocas veces acude al absurdo para retratar a una sociedad enferma, extraviada e inconsecuente.

¿Este libro busca remover conciencias y llamar a la acción? El autor tiene propósitos más modestos, según confiesa en la entrevista referida: “–¿Cual es tu deseo? –El mismo que muchas veces enunció Fontanarrosa, ‘yo dibujo para que la gente se ría’ y si se ríen, listo. Está logrado el propósito. Ni que piensen ni que filosofen ni que nada”. Quién sabe si en los lectores se gatilla algo más.